Futbol Americano Femenil

Equidad No Significa Igualdad

Por Dulce Velázquez

Fotos: © 2015 José Chino

 

Toda actividad del ser humano evoluciona con su manera de pensar; al menos eso sería lo ideal para la sociedad a la que pertenecemos. Pero el concepto de “equidad de género” está presente sólo al hablar y no en los hechos. Sin embargo, en algunos sectores de la sociedad podemos observar distintos avances hacía la equidad. Uno de ellos es el deporte.

La equidad de género es un concepto que se refiere a la búsqueda de un equilibrio de oportunidades entre hombres y mujeres; de protección y defensa a la igualdad y, sobre todo, a su permanencia.

En el ámbito deportivo, se ha adoptado el concepto de equidad, y no sólo eso, sino que ha sido aceptado en muchas disciplinas, una de ellas, el Futbol Americano.

La primera imagen que nos viene a la mente cuando escuchamos hablar de este deporte es: un hombre de aspecto rudo, con músculos enormes y una altura imponente; sin embargo, en la actualidad las características de los jugadores se han diversificado.

Igualdad y equidad son conceptos que generan confusión, pero enfocadas al futbol Americano, podemos apreciar detalles en los que, a pesar de que hombres y mujeres tengan igualdad de oportunidades, hay ciertas condicionantes que determinan el aprovechamiento de ellas, pues muchas veces las circunstancias deben adaptarse al género, lo que nos obliga a pensar si somos o no iguales.

Si tomamos 5 minutos para pensar en lo anterior, notaríamos que por un lado está la igualdad de oportunidades y por otro la creación de una serie de condiciones que permitan aprovechar las oportunidades para todos los géneros. Ofrecer las mismas oportunidades dentro del ámbito deportivo no significa que se esté logrando una equidad, pues la diferencia de género implica diferencias físicas entre hombres y mujeres.

 

La equidad debe buscarse partiendo de las características físicas de cada género, que aunque no son una limitante para la práctica del deporte, sí establecen los fundamentos para la creación de una serie de condiciones determinadas para proteger físicamente a las jugadoras.

La equidad no es sólo ofrecer la oportunidad de practicar el deporte, sino buscar las condiciones necesarias para que cada género lo practique y lo desarrolle; podemos  decir, que en el ámbito deportivo se busca estandarizar las oportunidades existentes  para hombres y mujeres, esto es, adaptar las reglas para evitar riesgos y proteger la integridad de los jugadores.

Las  modificaciones y adaptaciones de reglas para el futbol americano femenino representan un gran avance; actualmente existen ligas enfocadas a este deporte. Pero su desarrollo y aceptación no ha sido sencillo. Vivimos en una sociedad machista en la que, a pesar de los logros en equidad, muchos siguen pensando que el futbol americano es “un deporte para hombres”.

 

Afortunadamente, en dirección contraria, existen personas que ya se quitaron esa idea y no sólo consideran que las mujeres son capaces de desarrollarse en este deporte, sino que además brindan su talento y tiempo al desarrollo de equipos femeniles.

Y es que entrenar hombres no es lo mismo que entrenar mujeres. Motivar a un grupo de mujeres deportistas no es tarea fácil, entrenarlas tampoco. Se necesitan paciencia y dedicación para lograr avances, tarea que los coaches deben aprender a desempeñar, pues el trato y la manera de dirigirse hacia las atletas son muy distintos de los usados con los equipos masculinos.

Uno de los retos más importantes que enfrentan los coaches es lograr la integración del equipo, que las chicas se crean el papel que representan dentro de la cancha, que aprendan a motivarse, tanto individualmente como en conjunto; que las críticas no sólo se enfoquen en los errores, sino que siempre exista un ambiente de apoyo y respeto.

El plantel del equipo Águilas es diverso: diferentes edades, formas de pensar, de ser; así como diferentes intereses; sin embargo, todas saben que a la hora de entrar al campo de juego eso queda fuera. Todas, sin excepción, son Águilas y deben cuidarse entre ellas, tenerse confianza y dedicarse a jugar; fundamentos que un líder debe mostrar y hacer saber al finalizar las prácticas y los entrenamientos.

En este equipo la equidad es evidente, las chicas entrenan con los hombres y practican con ellos como parte de la estrategia del coach para hacerlas más fuertes tanto física como mentalmente; dentro de este equipo no hay límites físicos. Al desarrollar la seguridad mental de sus jugadoras, éstas desempeñarán un buen papel dentro del campo.

Sin embargo, el coach también tiene presente las diferencias físicas y ha adaptado el programa de entrenamiento, buscando siempre que todos estén contentos y se sientan bien formando parte del equipo.

La equidad no sólo está presente en el tema del programa de ejercicios; está presente también en la utilería que les brindan a las chicas, pues los shoulders que ellas utilizan son distintitos a los de hombres, además de tener ciertas reglas que sólo se aplican con las mujeres velando su bienestar físico, del cual los coaches están pendientes en todo momento.

Sin duda al final de esta nota quedo convencida de que en el ámbito deportivo la equidad es un concepto que se práctica día con día, equidad de género y equidad entre género son conceptos visibles en este equipo de futbol.↑

Gente en la conversación