Dos ejemplos de vida…

 

Por Felipe Torres Landaverde y José Manuel Chino Cisneros

Fotos: Demetrio Reyes y José Manuel Chino

El deporte adaptado en México es una actividad de la que pocos saben y que carece de interés por el público. Las grandes marcas deportivas sólo patrocinan a los deportistas famosos, esos que llenan estadios o son populares. Por lo mismo, existe poca difusión por parte de los medios de comunicación tradicionales, sin embargo, cuando de ganar medallas se refiere, son los que más satisfacciones dan.

En el País contamos con atletas de alto nivel competitivo, de primer mundo; aunque como sociedad no aportemos nuestra parte para hacer del entorno, también de primer mundo. ¿Cuántas veces hemos sido testigos de lugares de estacionamiento exclusivos para discapacitados, tercera edad, etc., ocupados por vehículos que no tienen por qué hacerlo? Cuando caminamos por las calles de la ciudad, por las instalaciones, tanto privadas como públicas, lo hacemos sin poner atención a los detalles a nuestro alrededor, pero si somos curiosos por un momento, nos daremos cuenta que no existen rampas de acceso en todas las aceras, no hay las condiciones para que se pueda desplazar con comodidad si es que se usa silla de ruedas, la cultura vial es algo que no existe, salvo por algunos casos raros.

A pesar de esto, existen atletas nacionales ejemplares, en todos los ámbitos; a los cuales deberíamos de seguir, deportistas que nos gustaría ver en televisión mientras compiten, escuchar en la radio cuando están rompiendo las marcas establecidas, visualizar en los anuncios comerciales con las medallas al cuello. Estos héroes quedan satisfacciones que no encontraremos en otros deportes, dentro de todo lo negativo que rodea a la sociedad, un bálsamo de optimismo no nos vendría mal.

Guadalupe Mejía

Guadalupe Mejía es nadadora desde los 4 años, su condición no ha sido impedimento para perseguir su sueño: ser la mejor nadadora del mundo.

La confianza no cabe en Lupita, todo es resultado del trabajo, la disciplina y el gusto por lo que se hace. A sus 24 años, se ha convertido en ganadora de varias medallas en diferentes eventos. Actualmente se encuentra compitiendo en selectivo para panamericanos y mundial de natación. Consiguió pasar a esta ronda ganando su competencia en Cancún, en noviembre de año pasado. La competencia es fuerte, este año se disputan 36 lugares para ir a los juegos Panamericanos en Toronto, Canadá; 15 lugares para el Mundial, a realizarse en Escocia en junio de este año. El objetivo principal es mejorar las marcas y así lograr obtener su pase a panamericanos y al mundial.

Como profesional tiene 13 años de experiencia. Su gusto por la alberca se vio influenciado gracias a Patricia Valle, medallista mundial y recordmundista, dando como resultado la campeona que ahora es.

 

Juan Reyes

Seleccionado Nacional desde 1997. Ha estado en 5 campeonatos del mundo, resultando ganador en todos, en la prueba de 50 metros dorso.Ha participado en 4 juegos paralímpicos ganando 7 medallas: 5 de oro, 1 de plata y 1 de bronce. Pentacampeón panamericano en 50 metros dorso y Premio Nacional del deporte en el año 2001.

Le gusta el cine, fanático del de animación, de la combinación Tim Burton-Johny Deep; también la música, en especial el rock; soy generación 80´s por lo que el grounch es de mis favoritos: grupos como Nirvana, Pearl Jam, Sound Garden. Influenciado por los 90´s, que fue donde vivió su juventud (tiene 31 años), también por la familia: tíos, padres; la influencia de grupos clásicos como Led Zeppelín, The Doors, etc.

¿Existe Apoyo?

En la experiencia de Juan: “…te he de decir que si existe y es suficiente el apoyo que hay por parte de las autoridades, por supuesto que antes era muy escaso, no había nada, pero actualmente, como deportista de alto rendimiento y reconocido, tengo el apoyo suficiente. Pero para los atletas que apenas comienzan, se tiene que estar batallando, buscando que las aerolíneas patrocinen o cubrir los gastos de manera personal, familia o amigos.

Para ser deportista paralímpico se necesita de actitud, determinación y estar convencido de lo que se quiere hacer.

Para Juan Reyes: “México está muy lejos en cuanto a infraestructura para gente discapacitada. ¿Ha habido avances? Sí, pero falta mucho. El metrobus es muy accesible, hay rampas para acceso en la mayoría de los accesos. Pero en cuanto a cultura aún falta trabajar más. Poco a poco se ha ido abriendo un poco la inclusión, el respeto, pero sigues viendo que se ocupan los lugares de discapacitados, rampas, y no sólo afectas a personas en sillas de ruedas, sino también las personas de la tercera edad. La discriminación ha desaparecido: donde trabajo nunca me preguntaron por qué no tenía brazos, solo me entrevistaron y ya.  Y siento que todo esto lo hemos ido ganando gracias a lo que han visto de nuestras competencias, de que la gente sabe de lo que somos capaces de hacer, cuando era niño y la gente me veía en la calle decían: pobrecito ahí viene el enfermo, ahora voy en la calle y la gente ve a una persona capaz de hacer su trabajo con la misma capacidad que cualquiera. En México tenemos el nivel de competir con quien sea.

Creo que se han perdido muchos valores en la juventud, le echan la culpa a la televisión, a los videojuegos, pero yo creo que la culpa es de las nuevas generaciones de padres, dejan hacer a sus hijos lo que quieran. Yo crecí con videojuegos y no somos una generación sin valores, por el contrario, somos una generación tranquila, centrados, trabajadores. La nueva generación de padres no sabe que decirle a sus hijos, no quieren hacerlos enojar: por favor, ¡tú eres el padre, la autoridad!

“La vida no es como un videojuego, la vida no te da segundas oportunidades, hay que aprender de nuestros errores para no volver a repetirlos”

 

Twitter: @juanin_18

Facebook: tiburonsinswin

Gente en la conversación

  • Invitado - mire

    Que exelente reportaje que ejemplos de vida, entusiasmo, disiplina y coraje