Rebelión en la Granja

Por José Manuel Chino Cisneros

 

“Los animales asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre,

y del hombre al cerdo;

y, nuevamente, del cerdo al hombre;

pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.”

 

Fragmento de Rebelión en la granja

El libro escrito por George Orwell, Rebelión en la granja, narra la vida de los animales de una granja que deciden rebelarse en contra de los humanos. Su argumento, más qué válido, es liberarse de la represión de la que son víctimas, pues los humanos solamente explotan a los animales para obtener beneficios de lo que producen sin que ellos reciban nada a cambio; por otro lado, los hombres son acusados de obtener las ganancias sin hacer ningún tipo de trabajo para merecerlo.

Los iniciadores de dicha rebelión son los cerdos, raza que goza de mayor inteligencia en comparación con los demás animales (según ellos mismos) y que además, son los líderes en quienes todos confían.

A lo largo de sus 10 capítulos, Orwell nos va explicando, con una prosa amigable, cómo se construye un sistema social y político (haciendo una crítica a la Unión Soviética de los 40´s) valiéndose de los ideales más elementales: la libertad, la soberanía, la igualdad y la unión fraternal de todos los integrantes de la sociedad.

Con el uso de metáforas y analogías, el libro nos presenta las clases sociales y la construcción de las instituciones, la labor que cumplen para mantener el estado de las cosas bajo control y en orden y la manera en que se llega a formalizar el autoritarismo disfrazado de democracia.

Este texto, que se ha puesto más que vigente en tiempos recientes, debido al uso propagandístico y comercial que se le ha dado por parte de uno de los actores políticos con miras de gobernar el país, debe leerse y disfrutarse sin dudarlo; la manera sencilla y ágil con que George Orwell lo escribió, nos abre los ojos y nos permite estar alertar a todos los vicios a los cuales se dejan llevar las personas que desean el poder, pues la ambición es capaz de cegar y corromper todas las posibles buenas intenciones. Por otro lado, también nos deja una lección importante en la cual tenemos que reflexionar: la actitud de pasividad y conformismo, sumada al paternalismo de costumbre, en el que estamos los integrantes de la sociedad, esperando ser rescatados por un “héroe” que sabemos no llegará.

  • No se han encontrado comentarios