Arte Sustentable que descontamina el ambiente

 

Por: Jorge Barbosa S.

 

Hasta hace 30 años, la preocupación por proteger la naturaleza estaba reservada a algunos científicos y a grupos contestatarios de la sociedad. Hoy en día esto forma parte de nuestro entorno y por supuesto en todas las esferas de la sociedad (tanto en lo social, en la política y en la economía) esto se hace cada vez más patente y tiene su reflejo evidente en los medios de comunicación. La comunicación y la forma de comunicar  contenidos como la conocemos en la era digital permea nuestro entorno en un sólo abrir y cerrar de ojos.

Esta era de cambios beneficia al ser humano con tan solo adquirir un simple y sencillo teléfono inteligente o tableta, ejemplo de ello: midiendo nuestro nivel de glucosa o la simple presión arterial; solicitando un chequeo a nuestro médico, lógico por medio de una aplicación APP,  o simplemente hasta ordenar una pizza, todo  está siendo demasiado accesible con o sin conexión directa a internet, pero necesitamos hacer una pausa en este camino que nos está avasallando sin mirar a nuestro alrededor.

El ser humano requiere entender su relación con la naturaleza; unos dirán que las formas convencionales de comunicar no se han modificado, que sólo es el conducto o el canal mejor dicho, de cómo se comunica un mensaje.

En este caso y sin dejar de lado a las artes como algo inherente del ser humano, ¿qué pensaría sí el cuadro que está observando está oxigenando el ambiente, sí, despidiendo oxígeno purificando el ambiente y adicionalmente trasmite un mensaje por medio de una APP?

El ser humano requiere entender su relación con la naturaleza y evitar su degradación

En un principio usted pensaría que es una locura, y se preguntaría ¿cómo un cuadro y en específico una pintura puede despedir oxígeno? Si sólo las plantas o árboles realizan esa función por medio de la fotosíntesis.

La duda continúa en su mente y se cuestionaría observando la pintura por varios minutos preguntándose si realmente está obra tiene vida propia. La duda seguiría inmersa en su mente sin poder conectar alguna respuesta lógica; el impulso será tomar una fotografía al cuadro; no conforme y ya recorriendo algunos pasos por la sala buscará información escrita en la periferia del cuadro o preguntara al personal que custodia la sala del museo. Regresa a la entrada del museo, confirma su duda, observa con detalle un cartel en el vestíbulo SUSTENARTE descarga la aplicación APP y observa la animación en los cuadros que se exhiben.


Está serie de pinturas se exhibieron en el Museo del Telégrafo (
Calle Tacuba # 8, Centro Histórico, 06010 CDMX) el día 3 de Diciembre del 2015 celebrando el día internacional de la discapacidad  y hasta el 17 de enero del 2016."El objetivo principal de esta serie que se presentó era trasmitir un mensaje por medio APP que impactara al espectador con la realidad aumentada, 9D, tratando de dar una forma expresiva a la obra de arte", comenta Benet Sánchez presidente de Stechs.
 

Caballo de Troya en la conciencia social
 

Cuando se piensa en reciclar se piensa también en arte; pero este proyecto va más allá ocupando todos los materiales para que en verdad sea sustentable.
El taller Oasis surge en septiembre del 2014, el cual se encarga de realzar talleres y coordinar  proyectos que están en puerta; el instituto SAE MÉXICO avala los proyectos; en la parte comercial la empresa Stechs se dedica a la difusión comercialización y venta de las piezas.

Las obras son realizadas en una base de MDF de la empresa chilena  Masisa que siembra 30 años para sacar su producción. Algunas de estas piezas se recubren con una melamina negra para dar un contraste a la pintura fotocatalítica. La pintura fotocatalítica, es un potente sistema de purificación de aire que mediante el contacto con la luz solar o artificial se crea un proceso llamado FOTOCATÁLISIS que actúa con una reacción oxidante descomponiendo las moléculas de CO2 y compuestos nitrogenados eliminando olores, humo, virus, bacterias, microorganismos, esporas y otros elementos orgánicos peligrosos para la salud. Este proyecto es 100% mexicano "enfocado en lo sustentable utilizando todos los materiales que se emplean incluso con el MDF; este aglomerado es cortado en una forma aurea para no desperdiciar en lo absoluto; incluso al momento de pintar se a utilizado un popote  reciclado" comenta Eduardo Palma fundador del taller Oasis que colabora con algunas obras de su autoría que realizó para esta exposición y agrega "cada metro cuadrado de esta obra equivale a un árbol adulto en destrucción de contaminantes; todo esto parecería arte reciclado pero él proyecto va más enfocado a un arte sustentable, otorgándole  a la gente por un medio artístico  una pieza sustentable que descontamina su entorno.

  • No se han encontrado comentarios