DEL HEAVY METAL Y OTRAS SENSACIONES

Por Ramón Martínez Carcaño

Es difícil concentrarse con mucho ruido, por lo menos eso me decían en casa y al paso del tiempo me percaté que todo estaba en la mente y que daba igual escuchar música clásica o heavy metal, la distracción viene acompañada del ritmo que más te agrada, de la vibración más armoniosa para tus sentidos y del sentimiento que causan las notas en tu ser.

De esta manera en los años setentas la música, que en algún momento escuche por mera coincidencia en tiempo y espacio en la casa de mis primos (o sea que ahí me la pasaba) retumbo en mi cerebro y se arraigó de tal forma que después de escuchar el Hard Rock del grupo KISS proveniente de su disco (vinil) KISS Alive y ver su show que se transmitió desde Japón mi vida cambio, supe que no todo era el Three souls in my mind (hoy en día el TRI).

Así es que, una vez tomada mi alma por los berridos agónicos de espíritus chocarreros que salen de los más profundo de seres atormentados por sus infancias mal vividas y que se vuelcan hacia aprender a tocar algún instrumento y educan su voz para intentar decir algo nítido y coherente, asociados con almas puras y de vida feliz sin complejos de raza, educación ni posición social, me di a la tarea de coleccionar todo aquel sonido que fuera Rock y en su momento también apoyar a las bandas nacionales que con mucho talento y ganas de vivir salían a la luz ofreciendo las mejores melodías de que eran capaces de componer; y en ese vaivén se solidificó el sonido hasta convertirse en Heavy metal liderado por bandas inglesas y americanas, que en un afán expansionista como suelen ser sus raíces, nos llevaron a toda la raza rocanrolera a conocer estilos como el trash, speed, black, death, doom, gothic, industrial, power metal y claro sus combinaciones.

Con ello un buen metalero podía hablar de rock clásico evolucionado del Rhythm and Blues y del Rock and Roll pasando por el Hard rock y el Glam Rock hasta atascarse de Brutal-Death-Metal si es muy acelerado, pero lo verdaderamente importante es poder disfrutar de los sonidos que recorren tu cuerpo, que se infiltran por tus oídos, llegan al cerebro y tocan todas las células de tu piel para implotar en un éxtasis kinestésico en el cual puedes desahogarte, crear, ilusionarte y claro hacer volar tu imaginación y sentir que el tiempo se detiene por momentos.

Poder disfrutar en México, completamente en vivo, a bandas como Black Sabbath con cualquiera de sus cantantes, a la agrupación que sigue liderando la escena del metal a nivel mundial Iron Maiden o bien a Metallica, cada uno con su sello muy personal y sus ritmos muy bien identificados, es un gusto que en los años ochenta no se tenía; sin embargo ahora, para beneplácito de los melómanos, se llega al punto de tener que escoger entre varias bandas para disfrutar en un fin de semana, ya que coinciden muchos grupos que se encuentran presentes todo el año; así es que lo mejor es hacer un buen ahorro y esperar a tus grupos favoritos o bien esperar el festival musical con diez o veinte bandas en el mismo tenor musical y prepararse física y mentalmente para recibir la descarga de adrenalina pura y disfrutar con tus allegados de un festín sensorial de mucho punch y que se quedara grabado en tus recuerdos para siempre. Así la memoria histórica será heredada a otras generaciones que vendrán con un gusto muy desarrollad por la música

Para éste 2017 tendremos la visita de Metallica, King Diamond, Lacuna Coil, Helloween, Amon amarth, Onslaugth, Gorgoroth, Sonata arctica, Epica, Ophet, Rhapsody, Rammstein (en cine), y por supuesto festivales como el Hell and Heaven, que pueden traer agrupaciones como AC-DC y Manowar con sus Bhothers in Metal. ¡Que así sea y a seguir disfrutando!

  • No se han encontrado comentarios