Larga vida al rey del blues

Una nota en agua

 

Hoy, el mundo de la música está de luto. Una estrella ha muerto, y donde solía ubicarse su luz, ahora no podemos más que mirar un hueco insoportablemente oscuro.

Hace unos días escribí un artículo que por diversas razones no pudo salir en el contenido de la revista. En aquel momento el artículo tenía un significado mucho menos tremendo que el que hoy ha adquirido. Y es que, en muy corto tiempo, un pequeño susto pasó a ser una gran dolencia.

En aquel momento, el rey del blues había sido víctima de un percance médico que parecía no superar. Desgraciadamente, hoy sabemos que pereció en el intento, y por lo tanto la finalidad de este artículo sufrió un tremendo giro.

Hoy ya no es un saludo el que envió al mar en una botella sin destino. Hoy es una dolorosa despedida.

El artículo es éste:

“El 16 de septiembre de 1925 ocurrió uno de los hechos más afortunados para la música; en medio de los campos de algodón, de la explotación y la historia, en una choza humilde, nació uno de los mejores guitarristas que el blues jamás haya conocido. El rey del blues, le llaman.

Un hombre negro y azul hasta las entrañas

Su nombre es Riley B. King, aunque todos lo conocemos como el único B.B. King. Un hombre negro y azul hasta las entrañas. Un alma como ninguna. Eterno diluvio que fluye entre las cuerdas de su amada Lucille. Sus dedos son llamas estrellándose contra la historia de un pueblo oprimido, cortando cadenas y derrumbando muros invisibles, como la conciencia del humano que deja de serlo para convertirse en algo mucho mejor.

Es un ente jamás condensado, y en su estado puro… música.

Sin duda alguna, es B.B. King y su profunda y rasposa voz, como litros de sangre derramada e injusticia. Ese es B.B. King acompañado por supuesto de Lucille, su amiga de toda la vida. O al menos eso nos ha hecho pensar el viejo bluesero.

B.B. King comenzó su carrera hace ya varios acordes y desenfrenados solos, en la década de 1940. El hombre es inconfundible y tendría que ser inmortal, al menos eso quisiéramos algunos amantes de la música. Sin embargo, y como es normal en la naturaleza humana, B.B. King envejece como los sauces más fuertes, y aunque aún no ha tirado todas sus hojas, ya son bastante visibles las décadas en su corteza.

El pasado 30 de abril, B.B. King tuvo que ser atendido en un hospital por segunda vez en menos de un mes, y a pesar de que la leyenda ahora se encuentra estable, decidí que quería dedicarle un artículo al hombre que arranca algodón de los campos y lo convierte en nubes negras y lluviosas.

Por supuesto, su legado durará bastante aun después de cualquier lamentable situación, pero aún así (por más tonto que suene) no quería perder la oportunidad (ahora que la tengo) de agradecer al hacedor de nudos en la garganta; a la pupila expandida en mi glóbulo ocular; al alma loca y triste en mis audífonos; al perro azul y rabioso que grita oportunidades para los menos, al King.

Y es que, por más que suene a cliché, la vida es una forajida loca que se nos escapa después del primer y único beso, uno largo por supuesto, pero aún así, uno. Y no quiero perder el tiempo que me queda a mí sin escribir respecto a él.

Él no conocerá una palabra de esto y sin embargo, quiero entregarle este texto, como él se dio al blues.

Escúchenlo hasta que no puedan más, hasta que crean que el blues es lo único, hasta que Lucille los besé. Ámenlo, escuchen al rey una y otra vez.

Lucille

How blue can you get

Three O clock blues

The thrill is gone

Blues boys tune

Got the blues

Hold on I’m coming

Bb’s blues

Me gustaría recomendar su álbum Riding with the King, en el que colabora con Eric Clapton.

Sólo me queda reiterar: ¡Larga vida al rey del blues!”

A B.B. King, con todo el amor de un melómano fanático suyo.

https://www.youtube.com/watch?v=-Y8QxOjuYHg

Gente en la conversación

  • Otro excelente texto y si lo lees con Lucille de fondo está mejor
    Todo el fin de semana me la pasé leyendo notas sobre el "Rey del blues" y todas muy sensacionalistas y frívolas
    Esta es cálida
    Está excelente tu página (columna), hommie

    de Xalapa, Veracruz, Mexico
  • Invitado - Xhell

    "Un hombre negro y azul hasta las entrañas" pobre Lucille ojala no se quede en una caj apara siempre

  • Invitado - Invitado

    :( Definitivamente un texto hermoso y melancólico, Larga vida al rey!!