La Música Es Una Identidad

Por Juan Antonio Flores

Durante mucho tiempo se ha asegurado que el arte, cualquiera que sea este, debe responder a ciertas necesidades que tiene el ser humano para reafirmarse, y asegurarse una identidad. Por supuesto que el arte cumple con esta misión, sin embargo, no de la manera que se piensa. Es decir, tal como Borges nos ilustra en su texto “El escritor argentino y la tradición”: “es nueva y arbitraria la idea de que los escritores deben buscar temas de sus países”, así mismo con la música.

Y quizá algunos dirán, “bueno viejo, vas empezando tu artículo y ya tienes una problemática que has sacado no sé de dónde”, y por supuesto que así lo parece, sin embargo, cómo ya se habrán dado cuenta, estamos en el mes patrio, y la identidad mexicana es algo que siempre viene a colación por estas fechas.

A lo largo de mi vida me ha tocado enfrentarme a más de una situación en donde el tema central es la identidad mexicana, y me ha tocado escuchar un sinfín de comentarios que además de demostrar una posición arbitraria y limitante en cuanto al arte, muestra una ignorancia total de lo que en nuestro país habita, pues, en nuestro país cohabitan 68 etnias indígenas, existen 11 familias lingüísticas, de las que se desprenden 68 lenguas y 364 dialectos, lo que nos da un abanico de universos, identidades, sabores, colores, y expresiones del arte, impresionante, y casi imposible de concebir.

Eso claro, sin contar con todos los que no hablamos lenguas indígenas, y que por sobre todo lo que queramos pensar, pertenecemos al gigantesco grupo de mestizos que habita México.

Entonces, con tantas expresiones culturales y artísticas, ¿cuál es la que mejor representa la identidad del mexicano? Peor aún, en estos tiempos de globalización, sincretismos, anglicismos, e influencias culturales traídas de sitios remotos hasta nuestro país ¿cómo sabremos definir nuestro estilo e identidad?, bueno, pues yo he decidido afrontar mi identidad mexicana como algo particular, y no como algo que deba empatar con las otras identidades que habitan en mi país.

Es por eso que en esta ocasión he decidido formar un top 12, con los músicos, compositores, intérpretes y bandas hechas en México que más me gustan, y que me saben mucho a México, a pesar de lo diferentes que son entre sí.

12.-Instituto mexicano del sonido (IMS)

Instituto mexicano del sonido es un proyecto de Camilo Lara, nacido en el 2004. En éste, juega con sonidos propios del folklor mexicano y los combina con diversos géneros de música como: cumbia, hip hop, pop y electrónica; logrando de esta manera una mezcla bastante “mexicanota” que seguramente te va a recordar el bullicio de la ciudad, y las muñequitas hawaianas que bailan ante el parabrisas del pesero, bajo el rosario, al lado del peluche de los loney toons, en medio del tráfico y los vendedores ambulantes.

Como ven, todo un referente a nuestra cultura basada en el sincretismo, y la saturación.

11.-Radaid

Este grupo originario de Jalisco nació en 1998 gracias a Saúl Ledesma y Emmanuel Macias. Su apuesta es completamente diferente a la de IMS, aunque también concuerdan en la necesidad de experimentar y combinar ritmos e influencias, con el fin de crear un sonido mas bien propio.

Lo que Radaid nos propone es un ambiente ritual lleno de referentes étnicos de Arabia, India, México, África, China, Norteamérica, Sudamércia, y Los Balcanes, fusionados con música electrónica, y estilos propios de la cultura occidental.

Sin duda todo un viaje astral escucharlos, y deleitarse con esta apuesta musical, mas bien alejada de todos nuestros referentes de música mexicana, y sin embargo, no deja de ser una orgullosa y exitosa, banda mexicana.

10.-Café Tacvba

Sobra dar razones (creo yo) para incluir a esta exitosa banda mexicana en este top 12.

Lo que Café Tacvba hace es bastante común en nuestro país es cierto. Su apuesta es por fusiones rock y pop que de vez en cuando chocan con referentes mexicanos de todo tipo. Sin embargo creo que  por lo conocido de esta banda, es ocioso continuar describiendo su trabajo, aún así una excelente banda que vale la pena escuchar.

9.-Control Machete

Esta es una banda mítica que fue formada en Monterrey, y que se mantuvo activa de 1996 hasta el 2004. La alineación era integrada por el scratcher y tecladista “Dj toy Selectah”, el vocalista Pato Machete, y el vocalista Fermín IV.

Lo que ellos hicieron fue adaptar el hip hop al contexto mexicano de la única manera posible, haciendo hip hop… en México. En su estilo podemos detectar perfectamente las influencias de Cypress Hill, pero de ninguna manera son Cypress Hill, al contrario, su estilo, a pesar de dejar ver sus influencias, es muy original y auténtico. Sin lugar a dudas una banda que marcó el transcurso de la industria del hip hop en nuestro país.

Todo un referente que no podemos dejar de escuchar.

8.-La tremenda Korte

Activos desde 1994, y originarios de la ciudad de México, los integrantes de esta banda nos dejan ver con claridad, como es que la identidad es mas bien algo que toma fuerza sobre el camino, y no algo estipulado y delimitado por referentes exactos y totalizantes, tal como nos han mostrado los anteriores ejemplos, y tal como nos lo puede mostrar la escena del ska fusión en México. Excelente referente cuando se quiere hablar de sincretismo e identidad.

Y es que si bien, para muchos no hay ninguna duda de que bandas como la Tremenda Korte o Panteón Rococo merecen ser incluidas dentro del género ska, para muchos otros es mas bien una blasfemia pretender que puede ser de esta manera. La situación no es tan difícil de comprender cuando escuchamos la tremenda diferencia en cuanto a las propuestas musicales de todas aquellas bandas que dieron nombre al ska, y después escuchamos a estas otras que recogen sonidos, propuestas, y estéticas de todos lados, para incluirlas en su muy particular versión del ska.

Por supuesto la polémica gira en torno a si son ska o no, pero ¿quién se atrevería a decir que no son mexicanos?

Una banda que hay que escuchar, y que casi seguro es que tuvo una participación, al menos secundaria, en la adolescencia de todo joven chilango nacido de este lado del barrio. Ya saben, donde los perros traen cuchillo y las penas se quitan bailando slam entre la arena.

7.-Rockdrigo Gonzáles

Originario de Tamaulipas, nacido el 25 de diciembre de 1950, y retirado al sueño el 19 de septiembre de 1985: Rockdrigo es una de esas personalidades que da miedo presentar, por temor a pronunciar lo evidente.

Excelente músico y poeta. No fue perro, pero igual vagaba. No fue nube, pero igual le gustaba volar. Es quizá uno de los únicos artistas que aparecen en esta lista, que parece plantearse la cuestión de la identidad como algo a definir. Sin embargo, Rockdrigo parece comprender sus limitantes, y las acepta como parte de su condición, para crear un registro lo más fiel posible, de lo que significó para él la ciudad de México. Como un diario de notas que pretende retratar el rostro de un pueblo, y de su madriguera.

6.-San Pascualito Rey

Esta banda nació en el año 2000, y sus integrantes, al igual que en casos anteriores de esta lista, se conocieron en la ciudad de México.

Ya en un primer instante parecen abrirnos la pupila con pinzas, y forzarnos a voltear, pues su estética, reclama en sí, un territorio de exploración donde el folklor mexicano, y el rock, son la mezcla perfecta para beber y llorar.

Rock Guapachoso Psicodélico dicen algunos.

5.- Mare Advertencia Lirika

Este es un caso en definitiva excepcional que nos puede eliminar aún más sobre lo que significa ser mexicano, y como esto tiene relación con la música que hacemos, pues además de ser mexicana, Mare Advertencia Lirika, es una activista feminista de origen zapoteca, originaria de Oaxaca.

La discografía de Mare es política, está llena de un orgullo indígena y feminista que verdaderamente admira cuando piensas en lo que esto significa para una persona sumergida en un ambiente machista, y eurocentrista. Su situación se vuelve aún más compleja cuando pensamos que el género musical en el incursiona es el rap (género coaptado bastante bien por las mentalidades machistas y falocéntricas). Pero Mare es, y es a mucha honra.

Dentro de su música podemos encontrar algunos experimentos que resultan altamente interesantes, como el hecho de combinar huapango y rap, y hacerlos perfectamente compatibles y armónicos, al menos para mí.

4.-Real de Catorce

El blues es en sí una música cargada de identidad y de lucha que parecería intocable en esencia, pero ¿qué pasa cuando un grupo de mexicanos decide volver suya la música de los negros, y lo logra?, la respuesta es Real de 14: eso es lo que pasa, y lo hace de manera increíble para ser sincero.

3.-Carlos Santana

Al igual que Real de 14, y los exponentes que ocupan el número uno y dos, Carlos Santana demuestra una madures musical en donde el estilo es algo natural, y no un rebuscado y desproporcional choque de referencias, como sucede con algunas bandas y exponentes incluidos en esta banda.

Carlos Santana es originario de Jalisco. Nació el 21 de Julio de 1947 y por su manera de tocar, uno juraría que el rock nació con él. Lo que hace Carlos Santana no parece impuesto, ni repensado, ni maquillado, porque es, así como el río, o como el ave. Sin limitantes ni prejuicios. Tan natural como un mexicano quebrando los sintetizadores del Woodstock al ritmo del rock latino, que hasta ese entonces era inexistente.

Carlos Santana es el rock mexicano.

2.-Caifanes

Caifanes es esa banda nacida en 1987 que todos identificamos por su sonido oscuro y familiar. Esa banda inconfundible por el lamento de Saúl Hernández que pretende ser canto. Ya saben, esa banda capaz de captar el espíritu del post punk, y adaptarlo a nuestro país. La única banda post punk de México.

Y aquí es donde me gustaría detenerme un poco.

Como ya mencioné: considero que los últimos tres exponentes de esta lista, son los que muestran un estilo más maduro y aterrizado en cuanto a sus expectativas e influencias, por lo que me resulta cada vez más esencial, resaltar lo que a mi parecer es la clave tras el éxito de estas bandas, y además, el mejor legado que nos pudieron haber dejado estos músicos, a cualquiera que pretenda hacer arte, las dos potencias que forjan el estilo y la identidad: confianza, y disciplina.

Confianza para saber que todo lo que hagas será mexicano, por el simple hecho de haber nacido aquí, y disciplina para hacer las cosas cada vez mejor.

He ahí la clave de la identidad musical mexicana. He ahí la clave del estilo. Todo lo demás, es especulación y pérdida de tiempo.

Así que no lo duden, experimenten, y no olviden que si lo que están buscando es crear algo que defina a cada uno de los entes que habitan nuestro disparatado, basto, diverso, y surrealista país, quizá estén perdiendo el tiempo.

Por supuesto, no crean que me olvidado del número uno de esta lista.

1.-Chavela Vargas

Porque los mexicanos nacemos… donde nos da la rechingada gana.


DESCARGAR PDF

  • No se han encontrado comentarios