LA ÚLTIMA SESIÓN DE FREUD

Texto y fotos: © Ricardo Gutiérrez Chávez

Sobre la existencia de Dios han corrido ríos de tinta y sangre a lo largo de la historia, ateos y creyentes siguen debatiendo el tema mientras las religiones continúan controlando conciencias con el profano objetivo de acrecentar sus riquezas materiales a partir de incrementar su membresía.

Según la dramaturgia de Mark St. Germain, autor de esta obra, inspirada en el libro La cuestión de Dios de Armand Nicholi; en Inglaterra, el padre del Psicoanálisis, Sigmund Freud, enfermo de cáncer, recibe en su estudio a Clive Staples Lewis, autor de Las Crónicas de Narnia. El primero es ateo y el segundo es un converso apologista del cristianismo; Lewis dejó de “estar molesto con Dios por no existir” y terminó por entregarse al ejercicio de la fe; Freud piensa que Dios es una “patética neurosis obsesiva” y se cuestiona que un intelectual como Lewis crea en una “mentira tan insidiosa”.

 

Ambos sufren la atrocidad de la invasión alemana y el terror que causa la alarma que anuncia los ataques aéreos contra Londres, Hitler quiere apoderarse de Europa con la complicidad silenciosa de la iglesia mientras los intelectuales, sobre todo los de origen judío, son perseguidos y en el mejor de los casos expulsados de las ciudades sitiadas. Así llegó Freud a Londres, después de que sus libros fueron quemados en Viena.

Las máscaras antigases son referentes que aparecen para mostrar las contradicciones que el ser humano provoca, con maldad, en su afán de poder; mientras la divinidad, creada a su imagen y semejanza, no ha sido lo bastante potente para impedir que las escenas dantescas se sigan reproduciendo infinitamente.

Sin duda el trabajo actoral refuerza el texto, la magnífica interpretación permite que los mensajes se presenten sin distracciones y los matices aparecen para incrementar la tensión o para sacudir el intelecto en medio de referencias sobre las obras de Freud y C. S. Lewis mostradas con oportuna inteligencia.

El dialogo hipotético entre estos dos grandes pensadores del Siglo XX, es el motivo que provoca largas filas en las taquillas del Teatro López Tarso. Con las actuaciones de Luis de Tavira y Álvaro Guerrero dirigidos por José Caballero, el debate se desarrolla bajo el marco de una adecuada escenografía de Alejandro Luna, en la que un diván ocupa el centro de atención.

 

LA ÚLTIMA SESIÓN DE FREUD

Mark St. Germain

DIRECCIÓN

José Caballero

ELENCO

Luis de Tavira

Álvaro Guerrero

TEATRO LÓPEZ TARSO

Centro Cultural San Ángel

Av. Revolución esq. Fco. I. Madero, Col. San Ángel

FUNCIONES

Viernes 21:00 Hrs.

Sábado 18:00 Y 20:30 Hrs.

Domingo 18:00 Hrs.

  • No se han encontrado comentarios