VIAJAR

Por Sandra Dávila Aguilar

Fotos: ©2015 SANDRA DÁVILA

Hace muchos años leí la frase: "Travel is the only thing you buy that makes you richer"[1]; y bueno, la volví parte de mis 10 mandamientos.

Desafortunadamente para viajar se necesita dinero, pero afortunadamente se necesita más espíritu aventurero, lo cual me ha llevado a conocer diferentes lugares del planeta tierra (me refiero al espíritu aventurero).

Me sigo cuestionando "porqué la gente no viaja"; y es que hay una creencia inmersa de que sólo las personas "con dinero" viajan; a lo cual me atrevo a dar una rotunda negativa, ya les iré contando como he viajado con poco dinero; preguntarán si se necesitan sacrificar cosas para viajar a lo cual diré que sí, pero es parte y bien vale la pena sacrificar las comodidades por una nueva experiencia ¡garantizada!

He viajado tal vez mucho, tal vez poco, poco comparado con la infinidad de lugares que tiene el mundo para conocer, incluso comparando tan sólo con México mismo, aún me falta mucho, pero lo que es un hecho es que, de cada pequeño o largo viaje, austero o cómodo, planeado o no planeado he aprendido y he conseguido gratas experiencias de vida.

Los motivos por lo que se viaja son incalculables. Se viaja para romper con la rutina, para tomar distancia de lo cotidiano, para conocer y experimentar de primera mano nuevas culturas. También se viaja para conocer gente, para conocerse a uno mismo, para conocer los propios límites e incluso para desdibujarlos y recrear nuevos, porque es bien cierto que nosotros somos nuestro propio límite y cada que regresas de un viaje junto a ti regresan nuevas ideas, viajar te provee libertad, te aporta energía, te fomenta la imaginación, diversifica la perspectiva con la que usualmente miras tu mundo y te abre nuevas puertas.

Viajar es perfecto, al menos en mi experiencia y, en la de los mochileros que he conocido a lo largo de mi vida. Es un hecho que pasarás por los momentos más arriesgados de tu vida, incluso por los peores, quizás; cuando te pierdas, cuando te quedes sin dinero, cuando no tengas dónde dormir, cuando tengas que "dormir" en la calle incluso, cuando te den ganas de mandar al diablo a tu compañero de viaje, porque no es fácil viajar acompañado; sin embargo, de todo ello, de cada mal momento, aprenderás y valorarás todo lo que tienes, ¡eso es viajar!; viajar no es un simple placer superfluo, viajar es un ejercicio de tolerancia, paciencia, audacia y perspicacia. Viajar es aprender y equivocarse –y viceversa.

Viajar te libera de ataduras: físicas, mentales, ideológicas, espirituales, religiosas, políticas y sociales.Viajar es transgredir la estructura política y social que nos agrupa y nos encadena a una rutina de 9am a 6pm, de lunes a viernes.

Podría enumerarles un sin fin de motivos por los cuáles hay que tomar la mochila de vez en cuando y lanzarse a la aventura sin más planes, sólo con la firme convicción de aprender algo nuevo y dejarse llevar por eso que llamamos "vida".

En este espacio de REVISTA LATENTE, les contaré mis experiencias en los diferentes lugares que he visitado.

[1]"Viajar es la única cosa que compras y te hace millonario"

  • No se han encontrado comentarios